Visit our new ONLINE STORE We have new products Get the best price NOW.
Visita nuestra nueva TIENDA ONLINE Tenemos nuevos productos Obtén envío gratis ahora.

Tras el rey del bosque palentino – Parte 1

Tras el rey del bosque palentino – Parte 1

Una caza totalmente salvaje y distinta era algo que llevaba tiempo rondándonos por la cabeza. Queríamos dar a conocer a las nuevas generaciones la forma que tenemos los Young Wild Hunter de cazar, de disfrutar de la naturaleza.  Nos acompañaba por primera vez Luis, uno de nuestros cámaras. Fueron cuatro días pernoctando en el coto que tiene mi amigo Ramón, de BigTrophy,  en Palencia. La berrea no tenía nada que ver con la de Andújar, estaba mucho más floja. Si la caza en abierto ya era todo un reto, este se complicaba aún más , ya que en la zona los venados se mostraban todavía bastante reacios a berrear. La cantidad de animales era mucho menor y la falta de hembras hace que los ciervos no se encelen; y, de hacerlo, no llegan a berrear porque no les llegan las feromonas de las ciervas en celo. Dar con los reyes del bosque palentino no iba a ser tarea fácil. 

Nuestra idea era poder acercarnos lo suficiente a los ciervos como para así valorarlos bien y efectuar un certero disparo. Para ello tocaba madrugar y convertirnos en fantasmas; gracias a la falta de luz podíamos movernos rápidamente y con ventaja. Sin embargo, los dos primeros días vimos muchos varetos y hembras, nada a lo que pudiésemos tirar. 

Al cazar solo por las mañanas y tardes nos sobraban muchas horas entre medias. Mientras tanto, nos dedicamos a empaparnos de naturaleza. Pudimos comprobar que al cazador de verdad no le hace falta un rifle para disfrutar. Nos dimos, por ejemplo, un chapuzón en el río, cocinamos carne de caza en nuestra camping gas; hicimos de la espera un momento realmente divertido que como bien sabéis también forma parte de la caza. 

Una espesa niebla acompañada de algunas gotas de agua nos sorprendió la última mañana. En consecuencia, por miedo a que el equipo se estropease por la lluvia y humedad, tuvimos que cancelar la aventura del cuarto día. 

No lo vimos como un fracaso. Pudimos disfrutar de la naturaleza aprendiendo aún más de esta y pasar grandes momentos juntos. Tenemos una anécdota más para el recuerdo y un objetivo para un futuro cercano; volver en busca de nuestro ciervo del norte. 

Gran momento con mi amigo Ramón
A las 6 am planeando cómo empezaríamos nuestra aventura

 

Compartir esta publicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Escriba aquí
¿Necesitas ayuda?
Gracias por contactar con Young - Wild - Hunters, estás hablando con Gonzalo, ¿en que puedo ayudarte?.