Visit our new ONLINE STORE We have new products Get the best price NOW.
Visita nuestra nueva TIENDA ONLINE Tenemos nuevos productos Obtén envío gratis ahora.

Berreando entre encinas

Berreando entre encinas

Berreando entre encinas es uno de los episodios de  la nueva temporada de Young Wild Hunters . Volvemos a contar para esta aventura con nuestro amigo Martin, de  adictos a cazar. Se trata de una filmación de la caza del  ciervo del sur  en el corazón de Andújar. En esta ocasión acompañaremos a Fernando, un joven cazador madrileño que quiere hacerse con su primer ejemplar de ciervo del sur y cuenta con nosotros para inmortalizar ese gran momento.

Toda la experiencia del viaje fue alucinante pero el comienzo nos dejó boquiabiertos. El celo estaba en auge, eso era algo que tuvimos claro nada más bajarnos del coche. La berrea era un auténtico espectáculo; los ciervos se disponían a salir de los bosques para mostrar su poderío y grandeza. Se trataba de alcanzar la mejor posición y luchar por tener el mayor aren posible de hembras y así conseguir su descendencia.

Rodeados de un paisaje de encinas y a los pies del  Santuario de la Virgen de la Cabeza, patrona de los cazadores y monteros , nos dispusimos a localizar a los primeros ciervos. Sin embargo, buscábamos un ciervo en concreto, no nos valía uno defectuoso o selectivo. Queríamos uno maduro, hecho, que hubiera cumplido con su etapa como reproductor comenzando su declive, y, que pudiera dejar ya su legado a nuevas generaciones.

Foto del paisaje de encinas de Andújar

Las primeras horas las dedicamos a empaparnos de prismáticos y disfrutar de la maravillosa   berrea y de la ronca, que, aunque es posterior a la berra, algunos gamos ya empezaban a tener el celo.

Muy adelantada la tarde, ya casi con el crepúsculo al caer, un ciervo nos dejó de piedra. Pero más helados nos quedamos cuando le vimos desaparecer como si se lo hubiera tragado la tierra. Entonces, nos dispusimos a rececharles y, finalmente, tras dos horas de búsqueda, conseguimos aproximarnos a la distancia suficiente como para que Fernando pudiese realizar un disparo y hacerse con el ciervo que tanto esperaba.

El rey de los bosques

Era un trofeo único, Fernando no se lo podía creer. La ilusión se volvió aún más grande cuando pudo tener al rey de los bosques cerca, tocarle y ver cómo se desarrollaban perfectamente las cuernas.

Pero aquí no termino nuestra aventura. Esa misma noche nos dispusimos a ponernos de espera en búsqueda de jabalíes. Después de tantas emociones, la propiedad nos dio luz verde para cazarlos; pues, debido a la gran densidad de esta especie ya la  falta de monterías en la finca por la situación del coronavirus, había que controlar el número de jabalíes de alguna forma.

 

Nos colocamos en un blind, una caseta que nos protegía del viento para así evitar que nuestro olor llegase a los guarros. A la hora y pico de ponernos ya empezaron a entrar varias reses al comedero. Pero fue al caer la noche, con los últimos resquicios de luz, cuando entraron los primeros jabalíes. Durante unos largos diez minutos se comportaron de forma arisca, sin mostrar ninguna intención de quedarse. Finalmente, los guarros abandonaron el comedero como se veía que harían; pero, por la manera de actuar que tenían, nos dio de qué pensar que volverían. Y así fue, a los treinta minutos de desaparecer entraron de nuevo. 

Martin y Fernando con el magistral ciervo

Estuvimos unos minutos valorando a los seis jabalíes que teníamos a punta de mira. Dos de ellos se juntaron en un momento dado y Fernando realizó un tiro magistral  quedándose con ambos en un único disparo. El sonido del rifle espantó al resto de los animales. Después de eso, decidimos aguantar sin salir del blind a ver si nos surgía la opción de poder dar con otro macho grande.

Fue cuestión de tiempo para que otra tanda de jabalíes entrase. Fernando apuntó y se quedó con el que iba a ser su tercer guarro.

Un ciervo y tres jabalíes en una noche, cerramos así un día redondo.

Una aventura que quedará grabada para el recuerdo, una historia única, algo para recordar.

Compartir esta publicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Escriba aquí
¿Necesitas ayuda?
Gracias por contactar con Young - Wild - Hunters, estás hablando con Gonzalo, ¿en que puedo ayudarte?.